Contratá personal y evitá que se sea un dolor de cabeza

Equipo de trabajo

A más de un empresario gastronómico le empieza a agarrar sudor frío y palpitaciones cuando llega la hora de buscar mozos, ayudantes de cocina o bartenders para su restaurante o bar. Porque la Argentina es un país particularmente difícil en el momento de contratar personal, tanto desde el punto de vista de las leyes laborales como de la informalidad y falta de profesionalismo o de capacitación adecuada de muchos de los candidatos a ser contratados.

Sin embargo, el personal es una de las piezas fundamentales para que un negocio prospere y tenga éxito. La amabilidad y diligencia de un mozo va a marcar la diferencia a la hora de fidelizar a un cliente, en tanto la capacidad y calidad de un cocinero o bartender harán inolvidable la experiencia vivida cuando se degusta un plato o un trago. De manera directa o indirecta, todos ellos son la cara visible de un establecimiento gastronómico.

Por eso, hay cinco reglas a tener en cuenta a la hora de buscar empleados para cubrir puestos que quedaron vacantes o para ampliar el equipo a cargo.

#1. Selección.

Los portales de empleo ofrecen muchos perfiles que se ajustan a lo que un empresario gastronómico está buscando. Pero por más que la oferta de trabajo sea generalmente amplia, el paso de la selección de personal es crítico para evitar mayores costos más adelante. Por eso conviene definir muy bien el perfil de la persona que se necesita, y valorar aquellos candidatos con mejor formación, experiencia laboral y recomendaciones, información útil para conocer la opinión de anteriores empleadores. En este sentido, conviene estar dispuesto a pagar más si el candidato garantiza una mejor calidad en el servicio. Si bien el costo del personal es muy significativo en cualquier emprendimiento del sector, intentar hacer ahorros en este rubro es un camino de ida, porque un empleado disconforme repercutirá en los resultados e ingresos del negocio.

#2. Formación.

Por más que el candidato tenga una formación acorde con lo que busca el establecimiento, va a ser necesario brindarle una capacitación in situ para que se adapte lo más rápido posible al estilo de trabajo del bar o restaurante. Por lo que no se lo puede dejar solo en los primeros días de tarea, y también habrá que tenerle paciencia hasta que se adapte perfectamente a los ritmos de trabajo de los demás empleados. Vale la pena recordar que, contratar un empleado nuevo, tiene que ser pensado como una inversión a mediano y largo plazo, porque si no, el costo de buscar un reemplazante será elevado. Aquí también puede ser de utilidad que el establecimiento gastronómico cuente con un manual de empleados, para que cada nuevo contratado pueda revisar todas las acciones a realizar en su nueva tarea.

#3. Compromiso.

Este es un aspecto clave en el éxito de un negocio, desde la óptica de sus empleados. Si los mozos y los bartenders son quienes están en contacto con los clientes, será fundamental que sean capaces de desarrollar la empatía con ellos e impulsar las ventas con sus recomendaciones. Y, en cuanto al resto de los empleados, su compromiso con el trabajo bien hecho va a ser la medida de su evolución y crecimiento en la empresa, más allá de que tengan que estar preparados para resolver situaciones inesperadas o fuera de lo habitual.

#4. Responsabilidades.

Muchos empresarios no le prestan debida atención, pero puede llegar a ser uno de los secretos para evitar problemas con el personal. Definir con precisión las tareas y responsabilidades que le caben a cada uno de los empleados es una manera eficiente de evitar malos entendidos y que se generen cortocircuitos a la hora de asumir a quién le corresponde realizar cada labor dentro del establecimiento.

#5. Formación continua.

La experiencia adquirida en otros trabajos y la capacitación inicial no alcanzan para tener el mejor personal a cargo. Por eso, la formación continua es otro aspecto clave cuando se busca maximizar los ingresos de un emprendimiento gastronómico. En el caso de la cocina, se pueden tratar de nuevas técnicas o manejo de implementos más modernos y sofisticados, mientras que, en el salón, este proceso pasa por el aprendizaje en el uso de nuevas herramientas tecnológicas tales como softwares para restaurantes, sistemas POS y de gestión del negocio, todos tendientes a hacer más eficiente la administración de las comandas, del delivery, los inventarios y la facturación.

Un aspecto a considerar como esencial para el éxito de cualquier emprendimiento gastronómico está relacionado con el software que se emplee para la gestión de todo restaurante, bar, cafetería, pizzería o delivery. Temas como sistemas de gestión, sistemas POS y softwares especializados hacen la diferencia a la hora de organizar la gestión inteligente, administración de restaurantes, manejo de comandas, delivery e inventarios. El uso de estas herramientas de software es un aliado imprescindible para maximizar las ventas y mejorar la experiencia con los clientes.

BLOGNOTAS RELACIONADAS