La moda de los cócteles sin alcohol

Cada vez más jóvenes se suman a la tendencia de los mocktails, una corriente que está llegando a los bares argentinos para quedarse. Enterate de qué se trata.

Todavía no es un término al que los dueños de bares y los consumidores argentinos se hayan acostumbrado, pero la movida viene pisando fuerte. Los “mocktails”, o cócteles sin alcohol, son la nueva tendencia entre los Millenials y sub 40, tanto de la Argentina como del resto del mundo.

Aunque parezca extraño que en una barra se sirvan tragos sin alcohol, en Estados Unidos y Europa ya existen desde hace unos diez años, aproximadamente. Algo que está en línea con la búsqueda de bebidas más saludables, sin perder atractivo, sabor y sofisticación.

Ya es imposible en cualquier carta no encontrar una sección de “mocktails” o tragos sin alcohol (también se los conoce como “soft drinks”). Aunque el sector gastronómico argentino tarda unos años más en adaptarse a las tendencias internacionales, de acuerdo con los especialistas.

¿En qué consisten los mocktails? Se pueden describir de una manera genérica como una mezcla de bebidas no alcohólicas pensadas para todos aquellos que no beben alcohol y que no quieren dejar de disfrutar de un trago de autor. Como se dijo, el objetivo es evitar el tener que caer en los jugos, gaseosas o aguas saborizadas y, en cambio, que los bartenders puedan “imaginar” opciones bien creativas donde se reemplace el alcohol. Por otro tipo de ingredientes igualmente interesantes, desde el punto de vista de tonalidades y sabores, tales como toques amargos, picantes, herbáceos y especiados, por citar algunos.

El perfil del consumidor de estos cócteles es joven, urbano, con un cierto poder adquisitivo, que acostumbra salir de noche, con amigos o en pareja, y que lleva un estilo de vida saludable y sofisticado al mismo tiempo. Los menores de edad y aquellas personas elegidas como conductores en una salida grupal también son potenciales bebedores de mocktails.

De acuerdo con Sebastián Maggi, consultor especializado en bebidas, “Hay gente que apunta a estilos de vida más saludable, que disfruta de ir a tomar algo, pero no comulga con la idea de tener resaca al día siguiente, o que quiere salir a entrenar temprano a la mañana. Pero además hay que pensar esta movida con visión de negocios. Hay empresas grandes que están abocadas a la producción de destilados sin alcohol (lo que parece una contradicción, pero es así), como los hidrosoles, que son destilados herbales. Y ahí la cosa se pone más interesante para los bartenders, que pueden usar estas bebidas combinadas con jugos, tés, almíbares y jarabes, donde además se lucen las presentaciones y la elaboración de autor”.

Un aspecto a considerar como esencial para el éxito de cualquier emprendimiento gastronómico está relacionado con el software que se emplee para la gestión de todo restaurante, bar, cafetería, pizzería o delivery. Temas como sistemas de gestión, sistemas POS y softwares especializados hacen la diferencia a la hora de organizar la gestión inteligente, administración de restaurantes, manejo de comandas, delivery e inventarios. El uso de estas herramientas de software es un aliado imprescindible para maximizar las ventas y mejorar la experiencia con los clientes.