Conocé como dominar la gastronomía al aire libre

Reinventarse durante Covid-19

Todo lo que tenés que saber para mejorar la experiencia de tus clientes en medio de la pandemia. La gastronomía al aire libre llegó para quedarse.

Ya se autorizó la fase que amplía la gastronomía al aire libre a los patios y terrazas internos de los distintos establecimientos. Por lo que, en estos momentos, los bares, restaurantes, cafés y pizzerías porteños pueden recibir a sus clientes en mesas ubicadas en la vereda, en la calle (cuando el Gobierno de la Ciudad habilita estos espacios púbicos) o en patios y terrazas.

Todavía falta para que, en la Ciudad de Buenos Aires, se comience a recibir clientes en los salones internos. Sin embargo, todos saben que este paso pronto llegará, al igual que ocurrió en otras ciudades argentinas.

Mientras tanto, los empresarios gastronómicos buscan aprovechar al máximo los espacios habilitados. Para ello, existen varias recomendaciones para mejorar la experiencia de los clientes que deciden consumir al aire libre.

Confianza

El aspecto más importante a considerar es la confianza. Este activo es fundamental para recuperar a los clientes que se perdieron durante los meses de cierre y para fidelizar nuevos. En una crisis sanitaria como la actual, la gente demanda en primer lugar confianza a la hora de sentarse en la mesa de un establecimiento gastronómico.

Esto implica que los clientes vean que las mesas respetan el distanciamiento social; que los mozos desinfectan y limpian después de que se retira cada comensal; que existe un menú online con código QR, manteles, vajilla y cubiertos descartables, y una botella de alcohol en gel por mesa; que los mozos usan barbijo y se desinfectan las manos. En definitiva, que se puede consumir tranquilo sin la sensación de que exista el riesgo de contagio por sentarse en ese lugar.

Para los empresarios, esto implica ser muy disciplinados en el control de que los protocolos se cumplan, evitando las aglomeraciones en la entrada, que las mesas estén demasiado juntas o que los empleados no respeten las reglamentaciones vigentes. La gastronomía al aire libre es posible si todos colaboramos y seguimos el protocolo que corresponde.

Imagen

Sin embargo, la imagen exterior también cuenta. Si bien son tiempos difíciles para invertir en mobiliario, conviene que el espacio al aire libre mantenga un estilo que se identifique con el establecimiento. Elegir entre muebles rústicos, bancos u otro tipo de asientos y mesas depende de la ambientación del negocio. Además, al ser pensados para su uso al aire libre, su apariencia y durabilidad son fundamentales. 

En este mismo sentido, conviene colocar macetas con plantas que sirvan como separadores naturales y añadan variedad visual, brindando una sensación de relajación y bienestar. Pero siempre que sean fáciles de transportar.

Por último, la iluminación decorativa es un aspecto a considerar, sobre todo a medida que lleguen las noches cálidas y la gente se anime a salir más a cenar. Farolitos, velas y otros objetos iluminados son un detalle adicional de cualquier velada que pueda mejorar la experiencia de los clientes.

Un aspecto a considerar como esencial para el éxito de cualquier emprendimiento gastronómico está relacionado con el software que se emplee para la gestión de todo restaurante, bar, cafetería, pizzería o delivery. Temas como sistemas de gestión, sistemas POS y softwares especializados hacen la diferencia a la hora de organizar la gestión inteligente, administración de restaurantes, manejo de comandas, delivery e inventarios. El uso de estas herramientas de software es un aliado imprescindible para maximizar las ventas y mejorar la experiencia con los clientes.

BLOGNOTAS RELACIONADAS