Las leches vegetales ya no pueden faltar en tu negocio gastronómico

Covid-19 y gastronomía, Gastronomía Sostenible, Sin categoría

Su consumo creció en la Argentina más del 16% en 2020, en plena pandemia y retracción económica.

Si hay un producto en el mercado de alimentos que no para de crecer en la Argentina son las leches vegetales. Su crecimiento es silencioso pero sostenido. Los números muestran que, en 2020, en plena pandemia y retracción económica, el consumo se incrementó en más del 16%.

¿Por qué el sector gastronómico no puede darle la espalda a este producto? Porque al igual que en el resto del mundo, los consumidores argentinos empezaron a demandar alimentos de mayor calidad y más saludables.

Esta tendencia, que ya tiene varios años, va de la mano de una mayor conciencia ecológica, al otorgarle más espacio en la dieta a productos de origen vegetal. Pero la pandemia también aceleró este proceso, ya que todos entendieron la importancia de una buena alimentación y más variada para reforzar las defensas frente al riesgo de contraer el virus.

Para el sector gastronómico, estas señales que están dando los consumidores no deberían ser desatendidas. Porque la propensión a demandar leches vegetales no va a detenerse y, en cambio, se va a profundizar con el tiempo. Si como muestra basta un botón, Mastellone Hermanos, la principal empresa láctea de la Argentina, empezó a producir leches de almendra y de arroz en 2020, con una buena respuesta en sus distintos canales de venta.

Pero, así como existe un cliente de bares, restaurantes y cafeterías que busca alimentos con menor impacto medioambiental, las leches vegetales son una alternativa esencial para todos aquellos consumidores que padecen de intolerancia a la lactosa.

Tipos de leches

En la Argentina se pueden conseguir leches elaboradas a base de almendras, coco, maní, avena, arroz, quinoa, soja y castañas de cajú. Pero no todas son ideales para su uso en cafetería, porque muchas de ellas se pueden cortar al entrar en contacto con los ácidos del café. Estas son las más recomendadas:

1. Soja. Por su alto contenido en proteínas, es ideal para hacer espuma y para preparar un café latte. Además, genera un sabor más duradero.

2. Almendra. Tiene menos proteínas que la soja, por lo que no genera tanta espuma y, por ende, requiere de un tiempo de vaporización más largo que el de la leche. Además, su sabor puede ser un poco invasivo para el café, por lo que está recomendada para variedades más fuertes.

3. Avena. Se parece a la leche de almendras, aunque tiene el beneficio de que resalta el sabor del café. En ese sentido, es la que más se acerca al sabor de la leche de vaca.

Un aspecto a considerar como esencial para el éxito de cualquier emprendimiento gastronómico está relacionado con el software que se emplee para la gestión de todo restaurante, bar, cafetería, pizzería o delivery. Temas como sistemas de gestión, sistemas POS y softwares especializados hacen la diferencia a la hora de organizar la gestión inteligente, administración de restaurantes, manejo de comandas, delivery e inventarios. El uso de estas herramientas de software es un aliado imprescindible para maximizar las ventas y mejorar la experiencia con los clientes.

SUSCRIBITE A NUESTRO

Newsletter

    BLOGNOTAS RELACIONADAS