Adiós al sorbete de plástico

Gastronomía Sustentable

Hace más de un año que Buenos Aires tomó la decisión de prohibir el sorbete de plástico, movida que se está extendiendo a otras partes del país.

En noviembre de 2019, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohibió el uso y venta de sorbete de plástico. Esta medida, que empezó a aplicarse en Estados Unidos y Europa hace casi dos años, busca reducir la contaminación de este material que daña al medio ambiente. Es que el plástico resulta muy difícil de degradar, y encima los sorbetes son el cuarto residuo más común que se encuentra en los océanos.

Tras la decisión del gobierno porteño, cada vez más ciudades y distritos de la Argentina se van sumando a la campaña de reducción del uso de plásticos en el sector gastronómico, tanto en pajitas como en vajilla descartable.

En el caso de los sorbetes, de a poco se va extendiendo la utilización de otros materiales para su fabricación, tales como vidrio, metal, plantas, papel, o incluso los hay que son comestibles, y de distintos sabores. 

Alternativas

Acá te mostramos todas las alternativas que existen.

#1. Papel. Es el material más común para fabricar los sorbetes descartables, porque es muy fácil de reciclar, menos costoso y se puede decorar con el logo y los colores de cada establecimiento gastronómico.

#2. Acero Inoxidable. No es frecuente verlos en la calle, pero la empresa “Sentido Circular” los fabrica con un cepillo para limpiarlos y una bolsa para llevarlos a todas partes. Si este es el fin del sorbete descartable, también resulta la mejor manera de evitar generar más desperdicios.

#3. Vidrio. Otro material que resulta fácil de limpiar y que ayuda a reutilizar la pajita. No existen versiones de industria nacional, pero las marcas internacionales “Schott Straws” o “Mio Glass” son reconocidas en el mundo por sus productos.

#4. Plantas. Los fabrica una empresa jujeña, “Bioconexión”, que tiene un local en el Mercado de Belgrano. Están elaborados a base de los tallos que quedan en pie una vez terminada la cosecha. Éstos son cortados a mano, pelados, secados y limpiados. Es un sorbete 100% biodegradables y ecológicos, y no transmiten sabor a las bebidas.

#5. Comestibles. Los fabrica la empresa española “Sorbos” y tienen distintos sabores: manzana, limón, lima, frutilla, chocolate, jengibre, canela y neutro. Están elaborados con gelatina y azúcar de remolacha, y tienen que ser consumidos no más de 40 minutos después de introducirlos en las bebidas porque pierden su consistencia.

Un aspecto a considerar como esencial para el éxito de cualquier emprendimiento gastronómico está relacionado con el software que se emplee para la gestión de todo restaurante, bar, cafetería, pizzería o delivery. Temas como sistemas de gestión, sistemas POS y softwares especializados hacen la diferencia a la hora de organizar la gestión inteligente, administración de restaurantes, manejo de comandas, delivery e inventarios. El uso de estas herramientas de software es un aliado imprescindible para maximizar las ventas y mejorar la experiencia con los clientes.

SUSCRIBITE A NUESTRO

Newsletter

    BLOGNOTAS RELACIONADAS